Ciencia

Aumentan trastornos por sobrecuidados a pacientes | SALUD

Gobierno aprueba fondo concursable de S/ 64.4 millones dirigido a mipymes nndc | ECONOMIA

Ante la situación de pandemia, son muchas las personas que se ocupan de forma permanente de adultos mayores o familiares que sufren de enfermedades crónicas o del cuidado de un paciente positivo por la COVID-19 en casa, debido a la falta de camas en los centros de salud.

  • Regístrate gratis AQUÍ en Correo Hoy, el newsletter de Diario Correo

Pero ¿cuán grave es cuando el cuidador se responsabiliza de forma única del enfermo dependiente y se sobrecarga de angustia, depresión, irritabilidad, cansancio y hasta culpa? Para Ana María Castañeda, psicóloga del Instituto Nacional del Niño (INSN San Borja) estos síntomas cada vez se muestran en aumento en los peruanos y muchos han desencadenado el “Síndrome del Cuidador”, trastornos de sobrecuidados, hipocondría o “fatiga por compasión”.

“El cuidado de un ser querido pone a prueba incluso a las personas más resilientes. Sin embargo, cuando se sobrepasa el estado de atención se debe tomar medidas para preservar la propia salud y bienestar”, explica.

  • TE PUEDE INTERESAR | LINK Vacuna COVID-19: Consulta AQUÍ el Padrón Nacional de Vacunación

CULPA DE CONTAGIO

La especialista resalta que, en esta segunda ola, los jóvenes han presentado más sentimientos de culpa por la exposición que han mostrado a sus familiares y, por ello, están presentando el síndrome del “sobrecuidado” a la persona enferma y hacen hasta lo imposible para mejorar su atención.

“No solo el que se contagia de COVID queda muy vulnerable, sino también los familiares. Si bien los cambios físicos, emocionales o psicológicos no son los mismos, la angustia, el miedo y el vivir en constante alerta de una reinfección crea trastornos que antes no se mostraban con ninguna otra enfermedad”, aclara Castañeda.

De igual manera, indica que “sobrecuidar” excesivamente a un paciente que pasó por síntomas leves de la COVID-19 o incluso otras enfermedades ya curadas generaría que no se desarrolle su independencia, dificultades para responder solos, desesperados si no son atendidos, desesperación, ansiedad y depresión.

Cuidar de sí mismo

Al respecto, el especialista en salud pública Marco Almerí añade que, si bien es importante estar alerta y prevalecer todos los protocolos como el uso de la mascarilla, lavado de manos, uso de gel desinfectante, etc. no se puede seguir descuidando la salud mental de los cuidadores y pacientes.

“La ansiedad y la depresión son dos puntos urgentes que deben ser observados. Despertamos pensando que si nos contagiamos, que si vamos a morir y eso impulsa a que estemos agotados mentalmente, físico y emocionalmente todos los días”, explica. Recordó que cuidar de un enfermo es gratificante, pero por estar concentrado en el ser querido no presta atención a sus propios espacios y gustos. Aconsejó pedir ayuda a un especialista de salud si es necesario.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus: Lo que se sabe de la VARIANTE BRASILEÑA del COVID-19

diariocorreo.pe

Siguenos en Google News como: El Comercio Online

El Comercio Online

Leave a Reply