Tecnología

Más presente que futuro: ¿por qué se debería enseñar robótica a los niños?

Más presente que futuro: ¿por qué se debería enseñar robótica a los niños?

Para los niños de la actualidad, la era digital ofrece paradigmas bastante únicos y ya palpables, así como un panorama sustancialmente distinto a los que tuvieron que encarar otras generaciones. Pero ¿qué implica ello exactamente?, ¿qué conocimientos les resultarán más valiosos de cara al futuro, sobre todo en un mundo pospandemia?

Una relación más directa con la creación de tecnología podría ser la estimulación más apropiada para los pequeños de la casa. En esa línea, la robótica se perfila como una disciplina bastante adecuada para ellos.

Más presente que futuro: ¿por qué se debería enseñar robótica a los niños?

Sobre esto pudimos conversar con Lourdes Zevallos, gerente general de Intecnia Corp y representante de la compañía Microduino en el Perú. En la siguiente entrevista, la experta habla sobre la robótica en nuestro país y la importancia de su inclusión en la educación de los niños.

Bajo los conceptos actuales, ¿qué es la robótica o cómo deberíamos entenderla?

En términos sencillos, es la rama de la tecnología que combina la programación con el hardware, lo tangible con lo intangible. Se da cuando nosotros, por ejemplo, creamos máquinas que pueden realizar tareas automáticas bajo una programación que aplicamos, cuando creamos un mecanismo que puede ejecutar tareas de la vida real.

¿Por qué es importante incorporarla en la educación?

Sobre todo, porque a través de ella podemos ir aprendiendo distintas disciplinas nuevas. Para poder trabajar en robótica debemos, en primer lugar, trabajar con programación. Así como años atrás se enfatizó en la importancia de aprender el idioma inglés, hoy es de mucho interés que los niños aprendan el lenguaje de programación, el lenguaje de las computadoras. Es crucial para un entorno como el actual en el que, por ejemplo, usamos smartphones como si fuera casi una extensión de nuestra mano.

Al combinar la programación con el hardware podemos crear proyectos. Un estudiante debe aprender esto, debe pasar de ser un usuario en tecnología a ser un creador de tecnología, a ejecutar tareas a través de un código escrito por él o ella.

La robótica también requiere que entendamos de mecánica y electrónica porque usamos muchos dispositivos en el día a día, aunque sin cuestionarnos cómo funcionan o lo que realmente tienen por dentro para funcionar. Entonces, se trata de despertar esa curiosidad, entender el porqué de las cosas que usamos diariamente. Con la robótica vamos aprendiendo todo eso.

Más presente que futuro: ¿por qué se debería enseñar robótica a los niños?

¿Cuál es la mejor edad para empezar a enseñar robótica a los niños?

La robótica requiere de programación y esta, como se dijo, parte de un lenguaje. La edad recomendada es cerca de los 8 años, aproximadamente, porque la idea es que se aprenda a leer y a escribir a temprana edad como si fuera otro lenguaje materno.

En el Perú, ¿en qué niveles del sistema educativo ya se viene enseñando robótica?

Los talleres de robótica se vienen enseñando a nivel primaria, principalmente, por lo mencionado sobre la edad ideal. Hay colegios que la ofrecen dentro de talleres extracurriculares, y algunos que ya lo están incluyendo dentro de su currículo. Todo depende de cada institución educativa porque, dependiendo de la estructura, pueden mantenerla a lo largo de los grados como para que se continúe en secundaria.

Más allá de la edad en la que es más usual su enseñanza, ¿qué tan extendida está la robótica dentro de la educación escolar peruana? ¿Y qué tan grande es la brecha entre colegios públicos y privados para esa materia?

Hasta donde hemos podido ir teniendo acercamiento con los colegios, la robótica se enseña principalmente a nivel privado. Y, sobre su extensión, se enseña sobre todo en talleres extracurriculares para que los chicos que tengan mayor interés lo puedan llevar de manera opcional. Son muy pocos los colegios que la incluyen en su currícula, ya que implica invertir en la infraestructura de un laboratorio de robótica y en la capacitación correspondiente para los profesores.

Sabemos también que en el sector público hay colegios que hace unos años compraron algunos kits de robótica para implementarlos en talleres para sus alumnos. Sin embargo, no son cursos a los que se les haya dado tanta continuidad.

¿Qué tan necesario y cuán viable es que estos cursos empiecen a formar parte de la malla curricular de los colegios?

La robótica también está relacionada con la educación STEAM, que combina la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas. ¿Qué mejor para los niños que un curso en el que confluyan esas cuatro disciplinas, en el que se pueda aprender diferentes temas? Les sirve para entender que estos no están aislados, sino que es necesario interconectarlos para resolver problemas de la realidad, de la vida diaria.

Decía que lo ideal es aprender robótica en primaria, pero ¿se puede enseñar desde cero a chicos de secundaria?

Por supuesto. Cualquiera puede aprender robótica desde cierta edad. Y si hablamos de chicos de secundaria, solo cambia la metodología. En primaria se usa Scratch, que es un lenguaje de programación visual que consta de bloquecitos de colores para unir como si fueran un rompecabezas, y en el que cada uno cumple una función para que se pueda ejecutar una tarea según el código que programaste.

Más presente que futuro: ¿por qué se debería enseñar robótica a los niños?

Si hablamos de un chico de secundaria, ya se le puede enseñar a programar otros proyectos con lenguajes más avanzados, como Arduino o Python, que ya consisten en un lenguaje escrito y no en un código visual. Los adolescentes siguen manteniendo esa curiosidad, mientras que también tienen otro tipo de ideas que pueden aplicar a su programación.

Existe una clara brecha económica entre los colegios privados y los públicos. En esa línea, ¿cuán viable es para los colegios del Estado el dictar robótica, de una manera relativamente económica?

El contar con computadoras y servicio de internet es esencial, aunque hay algunos programas que funcionan de manera offline una vez que son instalados. Luego, si hablamos de un escenario en el que se pueda tener educación presencial, un kit de robótica puede ser utilizado por un grupo de cuatro o cinco niños, por lo que logra economizarse en su adquisición. Cabe precisar que el kit más básico cuesta alrededor de 400 soles, aunque ese precio baja si se compra por volúmenes.

Sin embargo, en el contexto actual es bastante complicado, porque los niños no pueden reunirse y habría que enviar kits a las casas de cada uno, es decir, adquirir más y tener un gasto mucho mayor. El coronavirus es una de las razones por las que el año pasado no se pudieron llevar a cabo los talleres de robótica de muchos colegios. Es algo que está pendiente de resolverse en cuanto a logística, presupuesto, capacitación de docentes y soporte técnico.

Y para los niños que no reciban ningún curso relacionado con la robótica en el colegio, ¿qué alternativas existen?

Existen algunas academias de robótica, como Crack The Code o Tecky Brains, que dictan talleres de robótica a niños de siete años en adelante usando los kits de Microduino. Si hablamos de niños más autodidactas, estos pueden adquirir alguno de estos kits y aprender con los diversos tutoriales que existen en YouTube.

Finalmente, ¿cuál sería su mensaje para los padres de familia que desconozcan o que tal vez no hayan contemplado esta disciplina para sus hijos?

Seguro han observado que sus hijos son nativos digitales y consumidores de tecnología, pero hay que motivarlos a ser también creadores de tecnología. Los niños tienen mucha imaginación y creatividad, por lo que hay que incentivarlos a ir más allá de usar aplicaciones y videojuegos, que más bien aprendan a crearlos.

Además de lo útil que puede resultar para ellos, aprender a crear sus propios proyectos, partiendo de conocimientos que en un principio parecen complejos, también los ayuda mucho en lo emocional y en su realización personal. Esto puede motivarlos muchísimo y llenarlos de emoción. Para un niño es muy positiva la experiencia de sentir que está creando algo por sí mismo.

Esos conocimientos también les ayudarán para el futuro, para perfilarse a nivel profesional o para saber cómo construir un negocio digital propio. Si los chicos tienen todas estas herramientas desde pequeñitos, no las olvidarán y sabrán sacarles provecho. Esto es muy importante para países como el Perú, en donde la ciencia y la tecnología necesita seguir promoviéndose.

larepublica.pe

Siguenos en Google News como: El Comercio Online

El Comercio Online

Leave a Reply