Policiaca

“La dejaron morir en carne viva”: el reclamo de la familia de Lucía Costa, la joven que murió en un bar de San Miguel

"La dejaron morir en carne viva": el reclamo de la familia de Lucía Costa, la joven que murió en un bar de San Miguel

Mientras la investigación por la muerte de Lucía Costa Osores continúa, este miércoles la familia de la joven de 18 años que murió después de prenderse fuego a causa de un accidente ocurrido en un bar de San Miguel, marchará para pedir justicia por ella. 

“Hubo abandono de persona, alguien tendría que haber hecho algo”, cuestionó Lorena, la mamá de la chica fallecida.

Lucía Costa Osores falleció luego de prenderse fuego dentro de un bar.

El trágico hecho tuvo lugar el viernes 9 de octubre en Zar Burgers, ubicado en la calle Paunero 1189 de la localidad bonaerense de San Miguel, donde luego de ser salpicada por alcohol encendido durante la recarga imprudente de un hornito que pretendía calefaccionar el bar, Lucía murió producto de las quemaduras, mientras que otros ocho jóvenes resultaron con heridas de diferente consideración.

¿Cuánto vale la verdad?

Tu apoyo es fundamental

La madre de Costa Osores se hizo presente este lunes en “una sentada” realizada en la puerta del establecimiento para pedir justicia por su hija. “A Lucía no la tengo más, pero estoy segura de que quería esto”, aseveró Lorena, mamá de la joven, y contó que a Dolores, amiga de Lucía “le están por amputar la mano por querer ayudarla”.

En diálogo con TN, la mujer dijo que a Lucía “la dejaron morir en carne viva y nadie hizo nada”, y manifestó que necesita hacer “justicia por su hija y por todos los otros chicos. También aseveró que nadie del bar “se comunicó con ella”, y relató que los amigos de la joven la intentaron ayudar y que “los sacaron del lugar”.

“Hubo abandono de persona, alguien tendría que haber hecho algo. En los videos se notan todas las negligencias que tuvo el lugar”, comentó en base a las imágenes que existen de las cámaras de seguridad.

Dolida, Lorena cuestionó también la actitud que tuvo el dueño del bar, quien en un audio le explicó a sus conocidos que en el lugar no había pasado nada “grave”. “No puede ser que el dueño haya dicho que no pasó nada. Él dice que no pasó nada y Lucía se murió. Por eso estoy acá”, se lamentó.

Por otra parte, Alejandra, tía de Lucía, escribió en su perfil de Facebook que su sobrina murió “porque una mesera quiso apagar el centro de mesa con alcohol y cuando se dio cuenta del error arrojó involuntariamente este fuego” sobre la joven.

La familia de la joven denuncia que hubo abandono de persona.

“A ella la dejaron tirada y empezaron a sacar la gente del lugar, esto hizo que mi sobrina estuviera mas de 20 minutos tirada hasta que llegaron los bomberos, esto hizo que se quemara el 40% del cuerpo y afectara las vías respiratorias por lo cual fuera entubada al momento de llegar al hospital Larcade, luego la trasladaron al instituto del quemado y falleció luego de resistir a 2 infartos. A Lucy la dejaron morir, con ella hicieron abandono de persona”, afirmó.

Durante la tarde este lunes, desde la Fiscalía 4 de San Martín confirmaron que por el hecho fueron imputadas tres personas, el dueño del bar, la mesera y el encargado del local, y que aún la causa se encuentra en proceso de investigación.

Manuel Aramayo, abogado de la familia de la víctima, adelantó que va a presentar un escrito en el Juzgado de Garantía Número 2 de San Martín, mediante la UFI 4 del Departamento Judicial de San Martín, a cargo de Ana Rosa De Leo, Tamara Roxana Vaisman y Rubén Moreno para presentar como particular damnificado a Pablo Costa, padre de Lucía. “Una vez que tengamos en nuestras manos el expediente vamos a poder hablar con más libertad”, añadió el letrado.

El trágico hecho ocurrió el viernes a la noche.

Ante la terrible situación, la familia de Lucía convocó a una manifestación para este miércoles a las 16 en la Plaza San Martín, desde donde marcharán para pedir justicia.

“Luchi”, como le decían sus amigos, estudiaba Terapeuta Ocupacional en la Universidad Nacional de San Martín, mientras que además trabajaba como manicura y estaba haciendo un curso de peluquería. 

La joven de 18 años también integraba el Espacio Joven de la Parroquia Catedral de San Miguel, y tenía planes para mudarse a estudiar y trabajar al sur del país, como lo hizo parte de su familia.

www.bigbangnews.com

Siguenos en Google News como: El Comercio Online

El Comercio Online

Leave a Reply