Economía

Bando oficial no tiene el mismo apoyo en el Congreso que al inicio de la pandemia – Prensa Vacuo

La novena legislatura está integrada por 19 bloques políticos. (Foto Prensa Libre: Organismo Legislativo)

La novena lapso está integrada por 19 bloques políticos. (Foto Prensa Vacuo: Organismo Constituyente)


El Constituyente tendrá 90 días para hacer la discusión de la propuesta que presentó el Ejecutante por Q99 mil 700 millones, compuesto por un pago ordinario de Q95 mil 139 millones, y Q4 mil 560 millones de reactivación económica en un contexto de pospandemia.

La formulación del presupuesto lleva un componente político, ya que será al organismo Constituyente el que deba conocerlo, y tiene hasta el 30 de noviembre como plazo establecida por la ley.

Por decirlo así, el presupuesto está ahora en la cancha política, y junto a mencionar que el presente ministro de Finanzas, Álvaro González Ricci, fue diputado e integró precisamente la Comisión de Finanzas y Moneda que tendrá que hacer el parecer o posiblemente modificaciones.

Pulso político

Diputados de bancadas opositoras señalan que el Gobierno podría tener cuesta en lo alto la aprobación del presupuesto, aunque la postura oficialista podría alcanzar los votos necesarios para poder pasarlo con la alianza que tiene, al comentar sobre el pulso político.

El diputado Édgar Stuardo Batres, de Winaq, resaltó que hay una ruptura en el coalición oficialista por la descuido de cumplimiento de los acuerdos con articulación directiva, sobre todo con la distribución de los fondos del covid-19.

Samuel Pérez, de la bancada Semilla, coincide en esos términos y recordó que la aprobación del presupuesto siempre viene acompañada de votos para la votación de la articulación directiva de ese organismo para el posterior periodo legislador, y consideró que la alianza oficial se está “quebrando” ya que algunas bancadas ya no están en sintonía con el Ejecutante.

“Hay una consecuencia directa de que, si no pagan los favores, no van a ganar el consenso”, precisó.

Carlos Barreda, presidente de bancada de la UNE, destacó que el Congreso está muy disperso, que hay demasiadas bancadas, y que la alianza oficialista tiene muchos grupos que están ejerciendo la presión al Ejecutante en cuanto a los contratos y obras, y recordó que la semana pasada la dietario legislativa no logró avanzar.

“La dietario legislativa de la examen no se está reflejando en el Congreso, y un tema de desencuentro es la votación de los nuevos magistrados de la Corte Suprema de Equidad y eso puede todavía puede afectar la aprobación del presupuesto”, remarcó Barreda.

Rodolfo Neutze, presidente de bancada de Creo, indicó que en este momento hay por lo menos cuatro facciones: una que quiere votación de cortes, la otra que tiene interés de reactivación económica, la otra que anda buscando “a dónde se sube”, y otros que quieren una reactivación y orden procesal.

“Esperamos que la cordura prevalezca y que se pueda trabajar. Urge ya que esta pospandemia nos pueda cumplimentar oportunidades”, señaló Neutze.

Álvaro González Ricci
La iniciativa del presupuesto 2021 pasará en los siguientes días a la Comisión de Finanzas, luego que fuera presentada el pasado 2 de septiembre. (Foto Prensa Vacuo: Hemeroteca)

Esfuerzo técnico

González Ricci demora que una vez la Comisión de Finanzas entre a conocer la iniciativa, se valore el esfuerzo técnico que se ha realizado en el plan de pago, ya que muchas veces “se quita y se pone, suben o bajan” sin argumentos técnicos y en el peor de los casos se convierte en una discusión política con incluir más oenegés o quitarlas y se pierde la integralidad.

“Hay una buena comunicación en genérico con el Congreso para que este presupuesto que puede sufrir alguna modificación se realice en conjunto para no perder esa fusión como ha pasado en otros primaveras que viene desfinanciado o con fuentes inexistentes o con renglones de financiamiento de ahorros de otros rubros”, advirtió el ministro, quien participó en negociaciones anteriores de estas iniciativas.

En todo caso, enfatizó en que demora una buena discusión una tolerancia con el fin de ganar la aprobación.

El vicepresidente Guillermo Castillo Reyes explicó durante la reunión del Recibidor Financiero del pasado jueves 3 de septiembre, que la propuesta del presupuesto está fortalecida tanto para reactivar la caudal, como para los apoyos financieros para programas como seguridad alimentaria, y los aportes para que cada empleo pueda trabajar, por lo que esperaría que el Congreso realice los prospección para la aprobación.

“Lo hemos dicho muchas veces, que discursos sin bienes no nos llevan a lo que esperamos y, en consecuencia, el Congreso tendrá que hacer lo que corresponda para que se cuente con lo necesario y así ejecutar las acciones respectivas”, declaró.

Revisión

Los diputados consultados expresaron que no conocen el plan a detalle, pero sí advirtieron que es necesario realizar una revisión a diferentes rubros de gastos en varios renglones.

Entre las preocupaciones que resaltaron está el nivel de endeudamiento divulgado propuesto por Q32 mil millones, asignación presupuestaria al capítulo de reactivación económica, los ingresos tributarios que financiera el pago, y una revisión a los montos destinados para los ministerios de Sanidad, Comunicaciones, Educación y Gobierno.

En lo que sí coincidieron es en presentar las reformas una vez que se conozca en la Comisión.

Número mágico

Rubén Hidalgo, director del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (Incep), aseguró que una vez que la propuesta del plan de pago está en el Congreso, el Gobierno, indicó, poliedro lo actuado en los últimos meses, ya cuenta con un hacienda político confederado que le tocará despabilarse y sumar los votos que falten para completar el suficiente respaldo para la aprobación del presupuesto.

“Es una cuestión de números fríos: cuántos votos se necesitan para la aprobación y, sobre eso, se volcarán a buscarlos. Considero que los diputados que no forman parte de los partidos que han apoyado al Gobierno vayan a tratar de crear un nivel de debate sobre la propuesta, y en el pleno no habrá anciano discusión”, enfatizó.

En todo caso, el debate será fuera del Congreso con la sociedad civil y tanques de pensamiento, sin secuestro, no avizoró que exista una discusión seria.

Comentó que se esperarían modificaciones para algunos rubros, que sería ratificado con los Q99 mil 700 millones y será uno de los ejercicios con menos debate.

 


www.prensalibre.com

El Comercio Online

Leave a Reply